Mercado

¡No va más! Los descuentos de los coches se estancan

Citroen

Citroen

Redacción

25.04.2014 05:30h

2 min

Al igual que los crupieres en las ruletas, las marcas y los concesionarios han puesto fin a las apuestas con el grito de ¡No va más! Los descuentos medios ofrecidos a los compradores de coches se han estancado en 4.013 euros y tienen pinta de mantenerse en ese nivel o incluso suavizarse algo en los próximos meses. Si algún indeciso esperaba que bajaran más los precios, tendrá que asumir el riesgo de que haya cierto rebote.




Los concesionarios y las marcas de automóviles han incrementado los descuentos medios durante la crisis desde 1.844 euros en 2007 hasta los 4.013 euros en 2013, lo que significa un incremento de 2.169 euros o un 117%, según los datos facilitados por MSI para Faconauto. El aumento ha sido paralelo al desplome del mercado hasta reducirse aproximadamente a la mitad y hundirse en el nivel de principios de los años 90. 

En las ofertas se incluyen los planes de ayudas públicas puestos en marcha con el primer 2.000E del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el ministro Miguel Sebastián. En los 4.013 euros con que acabó 2013 se incluyen los 1.000 euros de subvención pública, por lo que el descuento que asumen marcas y concesionarios es de 3.000 euros.



Los descuentos han actuado en los últimos años como elemento modulador de los precios oficiales, que han fluctuado con subidas y algunos leves descensos con una tendencia global al estancamiento durante la crisis al pasar de 23.048 euros a 23.532. Según el índice de precios de consumo de los automóviles, bajó , un 1,2% en 2010, subió un 3% en 2011, un 1,2% en 2012 y descendió un 1,2% en 2013. El último dato correspondiente a marzo, con un incremento anual del 0,4%, supone romper una racha de 16 meses consecutivos de descenso de los precios de los automóviles.

Ahora toca rentabilidad

Todos los datos apuntan a una estabilización de los descuentos que los concesionarios dan por hecha. "Veníamos advirtiendo que las promociones en los coches no iban a seguir subiendo, porque su cuantía estaba yendo directamente en contra de la rentabilidad de nuestros negocios. Aún así, se mantienen muy altas y, sin duda, están siendo una de las razones por las que más gente se está animando a cambiar de coche", ha indicado el presidente de Faconauto, Jaume Roura, a través de un comunicado de la patronal.

Algunas marcas también han relajado su presión a los concesionarios al ser conscientes de que las empresas distribuidoras necesitan rentabilidad e intentan parchear los boquetes en las redes comerciales (foto concesionario de Citroën). Esa es, por ejemplo, la prioridad del director de Seat España, Mikel Palomera, por encima de objetivos comerciales forzados que acaba  siendo espejismos fugaces. El momento ayuda ya que el aumento medio de las matriculaciones previsto del 10% será un auténtico bálsamo para las heridas del sector.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.