Mercado

El crédito para comprar coche cuesta 1.000 euros más en España que en otros países

Los precios de los vehículos son diferentes en función de los países y también son diferentes los tipos de interés

Tipos de interés en España

Tipos de interés en España

Redacción Coche Global

09.08.2018 11:34h

3 min

¿Cuesta lo mismo un coche en España que en otros países europeos? ¿Se paga lo mismo por un crédito para comprar coche? La respuesta a esas dos preguntas es que no. Los precios de los vehículos son diferentes en función de los países y también son diferentes los tipos de interés que hay que pagar por financiar la compra de un vehículo. Hasta el punto de que los españoles pagan una media de 1.000 euros más por un crédito para comprar coche que la media de los europeos. El tipo de interés nominal de un crédito para comprar coche es en España de una media de un 7.81%, y sube al 8,31% en tasa anual equivalente (TAE).

En cambio, la media de la zona euro es de un tipo nominal del 4,86% y de un TAE del 6,10%. Las diferencias de tipos de interés son todavía más flagrantes si se comparan con el precio del dinero para las entidades bancarias y las hipotecas. El Euríbor a un año se encuentra en una tasa negativa de -0,32%, es decir, que el dinero es muy barato para los bancos. Las hipotecas en España tiene un tipo medio del 2,13%, casi idéntico a la media en la zona euro del 2,12%. La gran diferencia entre el interés de los créditos al consumo y el precio del dinero apenas ha mejorado en los últimos años. En un análisis de 2014 en Coche Global, el tipo de los créditos para comprar coche era de un 11,91% frente al precio del dinero del 0,15%.

El sobrecoste por un crédito para comprar coche en España

Pongamos algunos ejemplos de la penalización de los consumidores españoles. Un crédito al consumo de 15.000 euros a retornar en cuatro años sale a pagar en España 17.513 euros. Es decir, que tiene un coste por los intereses de 2.513 euros, y sin contar las comisiones de apertura y estudio. Con el tipo medio de la zona euro hay que pagar 16.535 euros, que incluyen 1.535 euros en concepto de intereses.

El sobrecoste de la financiación de la compra de un coche en España alcanza casi los 1.000 euros, que equivalen a un 65% más. La comparación es todavía más sangrante si se hace entre las condiciones de España y las de Francia. En ese país pagan una media de del 3,78%, con lo que la carga financiera en cuatro años es de 1.186 euros. Por tanto, los consumidores españoles pagan un 112% más que los franceses, más del doble.

Los países en los que se paga menos por un crédito al consumo

El consuelo para los españoles puede ser que hay otros países en una situación peor con intereses que llegan a 17% en el caso de Estonia y 15% en Letonia. España es el sexto país de la zona euro con un tipo de interés más elevado en los créditos al consumo, según los datos del Banco Central Europeo. Los países en los que los bancos cobran menos por financiar la compra de un coche u otros bienes son Luxemburgo (2,5%), Bélgica (3,3%) y Finlandia (3,46%).

¿La banca busca "oportunidades de obtener rentabilidades mayores"?

El encarecimiento de los créditos al consumo, a pesar del abaratamiento del precio del dinero, es paralelo al aumento de la concesión de préstamos. El Banco de España ha detectado el problema, aunque sea parcialmente. Advierte de que el incremento de los créditos al consumo en un 15% en 2017 se debe, en parte, a "decisiones de consumo embalsadas" por la crisis pero también al margen de beneficio para los bancos.

El Banco de España afirma en su último Informe de estabilidad financiera que los créditos al consumo son "el segmento de negocio con los tipos de interés más elevados, y dado el entorno de bajos tipos de interés en el que se desarrolla el negocio bancario, podría ocurrir que las entidades estuvieran buscando oportunidades de obtener rentabilidades mayores a costa de incurrir en mayores riesgos". Es decir que el Banco de España detecta el problema y la razón de fondo pero su preocupación se centra en el riesgo de los bancos, no en la penalización de los consumidores españoles. De momento, toca pagar más en España por los créditos para comprar un coche.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.