Industria

El rey de los híbridos y del hidrógeno también entra en los coches eléctricos

Toyota quería retos más ambiciosos y se decantó por los coches de hidrógeno con el modelo Mirai al considerar que la pila de combustible es una tecnología más eficiente

Coches eléctricos cargando

Coches eléctricos cargando

Redacción

18.11.2016 08:38h

2 min

Si te preguntan por un fabricante de coches híbridos, la respuesta espontánea será probablemente Toyota. Es natural teniendo en cuenta su apuesta casi en solitario por los híbridos hasta hace pocos años con el veterano Prius. Parecía que el siguiente paso sería el de los vehículos eléctricos, pero no fue así. Hasta ahora. Toyota quería retos más ambiciosos y se decantó por los coches de hidrógeno con el modelo Mirai al considerar que la pila de combustible es una tecnología más eficiente y con más potencial de aceptación por los consumidores. También influyó en su electroalergia el mal resultado de un test que hizo con Tesla, con una inversión de 150 millones, para probar un Rav 4 eléctrico. En su empeño por promover el big bang del hidrógeno, Toyota cedió sus patentes a la comunidad esperando que otras marcas se sumaran a su cruzada. Pero no fue así. Esta vez, Toyota ha tenido que rectificar ante la apuesta masiva del resto de fabricantes por los vehículos eléctricos.

Por eso ha anunciado de forma sorpresiva que crea una filial para impulsar con rapidez los lanzamientos de coches eléctricos con los que competir en un mercado al alza especialmente por las restricciones que impondrán los gobiernos y ayuntamientos que también pueden afectar a los híbridos.

Seat se suma a la corriente eléctrica

Eso no quiere decir que renuncie al hidrógeno. El mismo día que anunció la reconsideración de su renuncia a los vehículos impulsados por baterías, la multinacional japonesa explicaba sus progresos en un camión de pila de combustible. Uno de sus competidores más próximos, el grupo Volkswagen, acaba de comunicar otro paso en su estrategia para convertirse en líder de la electromovilidad. Fabricará el e-Golf también en su planta estrella desaprovechada de Dresde, que quiere convertir en el centro de la movilidad del futuro.

Los pretendientes de la movilidad eléctrica también incluyen a Seat, que hasta hace poco sostenía que no había mercado suficiente para estos coches, que no contemplaba en sus planes. Ahora la marca se suma a la corriente general y del grupo alemán con el entusiasmo de la Generalitat de Catalunya, que hace unos días atribuía a la fábrica de Martorell un Mii eléctrico en que en realidad salió de la planta de Skoda en Bratislava.

El decano Renault Nissan

El decano de los coches eléctricos, el grupo Renault Nissan, mantiene su apuesta con la esperanza de que los nuevos modelos que aportarán otras marcas permitirán aumentar la masa crítica de un mercado que hasta ahora ha sido testimonial. El vicepresidente de Nissan Europa Frank Torres prevé que la porción de la tarta de los eléctricos pase de un 2% en Europa ahora a un 25% en el 2025 siempre que las administraciones ayuden a las marcas, según dijo en una conferencia en el encuentro de automoción de IESE.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.