Industria

Unos 1.400 empleados afectados por el final del tercer turno de Renault

Un trabajador de la fábrica de Renault de Palencia

Un trabajador de la fábrica de Renault de Palencia

Redacción

29.05.2018 12:57h

2 min
La dirección de Renault ha comunicado hoy a los sindicatos la supresión del tercer turno de producción en las fábricas de Palencia y Valladolid. La medida se aplicará en julio en el caso de la planta de Palencia y en agosto en la de Valladolid, según ha confirmado la compañía. La decisión de Renault puede suponer la pérdida de 1.400 empleos temporales si se rescinden todos los contratos temporales. El tercer turno de producción nocturno se eliminará en Palencia a partir del día 23 de julio, con lo que habrá durado alrededor de casi tres años ya que se puso en marcha en septiembre de 2015. La medida puede afectar a unos 950 empleados de Palencia, donde se ensamblan los modelos Mégane y Kadjar. La producción de estos modelos pasará a ser de 920 vehículos al día con dos turnos. En la planta de Valladolid, el tercer turno se suprimirá a partir del 13 de agosto después de casi cuatro años de producción nocturna que llevó a la firma a contratar a unos 450 empleados eventuales que ahora resultará afectados. En Valladolid se producen los modelos Captur y el eléctrico Twizy, que tendrán una cadencia diaria de unas 920 unidades, según los sindicatos.
  • Evolución de los mercados, la causa para suprimir el tercer turno de Renault

La multinacional francesa ha indicado que es "fundamental" ajustar la producción a las necesidades de los mercados, lo que ha motivado "plantear la no renovación de estos turnos complementarios". "La evolución de los diferentes mercados en el futuro es la que dictamina el tipo de organización a implantar", añade la compañía, que recuerda que los modelos fabricados en Palencia y Valladolid se venden en los cinco continentes. La dirección de Renault y los sindicatos mantendrán una nueva reunión para tratar los efectos sobre la plantilla de la eliminación del tercer turno.
  • Críticas de los sindicatos por los efectos en el empleo de Renault

Las ventas de los modelos de Renault Captur, Mégane y Kadjar han bajado entre el 8% y el 11%, según la información que ha dado la dirección de la compañía a los sindicatos. El sindicato CCOO ha criticado la decisión de Renault al considerar que la supresión de un turno de trabajo tiene que aplicarse de forma paulatina "no mandando al desempleo a más de un millar de trabajadores de golpe y con las repercusiones que esto tiene para los proveedores y las empresas auxiliares", que ha calificado de "irresponsabilidad social". Para la UGT, la medida comunicada por Renault supone "un hachazo para el empleo" que preocupa al sindicato, según ha explicado el vicesecretario general de UGT en Castilla y León, Evelio Angulo.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.