Industria

Algo más que la dieta del biquini para los nuevos coches

FordLightweightConcept-3

FordLightweightConcept-3

Redacción

16.06.2014 05:30h

2 min
El tamaño de un coche importa, pero el peso es cada vez más determinante. El coche puede ser grande pero tiene que pesar lo menos posible porque un 10% menos de peso permite ahorrar un 5% de carburante. La búsqueda de ese objetivo está incentivando la investigación de nuevos materiales metálicos y plásticos con propiedades casi milagrosas.

Desde hace unos años, cuesta diferenciar las partes de acero de las que son de plástico gracias a la textura de los nuevos materiales y del efecto logrado con la pintura. Pero es solo el principio de un camino que se prevé largo. Los ejemplos abundan en todas las marcas. Ford ha conseguido que la nueva generación de su pick up estrella, F-150, pese 317 kilos menos que la anterior. BMW ha apostado por la fibra de carbono para sus nuevos modelos eléctricos precisamente para reducir el peso y potenciar así la capacidad del sistema de propulsión con baterías.

Techo de policarbonato de Hyundai. BAYER 
Al igual que sucede en otros ámbitos de los componentes que conforman un vehículo, los fabricantes de automóviles necesitan forzosamente la colaboración de los productores de materiales y piezas para adelgazar sus turismos. Ahí entran en juego los fabricantes de acero (Mittal), de fibra de carbono (Carbures) y de plásticos como la división de nuevos materiales de Bayer.

Se trata de un terreno en fase de prueba todavía como demuestran las incursiones de los fabricantes de automóviles en la utilización del aluminio, como Audi, la fibra de carbono para los monoplazas de Fórmula 1 y los nuevos plásticos para substituir el vidrio con un descenso del peso del 40% y más flexibilidad en la forma.


"Los coches eléctricos, en los que es más determinante la reducción de peso, en el futuro no estarán fabricados con fibra de carbono, sino con policarbonato", afirmó Patrick Thomas, consejero delegado de Bayer Material Science, en un encuentro con la prensa en la sede junto a Barcelona. 

Carbures defiende la utilidad de la fibra de carbono y un nuevo sistema de producción. Entre sus argumentos se encuentran un peso 4,5 veces más reducido que el acero y una reducción drástica del tiempo de producción de cinco horas a seis minutos.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.