Industria

PSA pacta la salida de 3.700 trabajadores de Opel en Alemania y moderación salarial

Eisenach Opel

Eisenach Opel

Redacción

30.05.2018 09:26h

3 min
El plan de mejora de la competitividad de Opel ha cosechado un importante avance gracias a un acuerdo para reducir la plantilla en Alemania en 3.700 trabajadores, casi un 20% del total. Ese recorte de personal será posible gracias a un pacto alcanzado entre la dirección del grupo francés PSA, el nuevo propietario de la marca alemana Opel, y el sindicato IG Metall, que prevé a cambio nuevas inversiones en las factorías de Alemania. Con el pacto se rebaja la tensión en un conflicto laboral que amenazaba con convertirse en un conflicto diplomático entre los gobiernos de Francia y Alemania. El acuerdo prevé la salida de forma voluntaria de 3.700 empleados, de los que ya se han adscrito al plan alrededor de 3.500. La plantilla de Opel en Alemania está formada por un total de 19.000 empleados. El acuerdo incluye un nuevo marco con medidas de mejora de la competitividad y el veto a despidos forzosos hasta el año 2023.
  • Descuelgue salarial y congelación hasta 2023 en Opel

Entre las medidas de reducción de costes se encuentra una cláusula equivalente a la del descuelgue salarial en España para no aplicar el incremento del 4,3% pactado por IG Metall y el aplazamiento de otras subidas posteriores, según explica la prensa alemana. Según el comunicado de Opel, cualquier subida salarial será pospuesta durante la duración del acuerdo, hasta 2023, lo que equivale en la práctica a la congelación de los sueldos.
  • IG Metall destaca que Opel será una "marca alemana fuerte"

El presidente de IG Metall, Jörg Hofmann, ha indicado a través de Twitter que el acuerdo alcanzado con PSA supone "un paso importante ara asegurar todas las ubicaciones de Opel", lo que "dará a los empleados perspectivas de futuro". "Opel debe ser conservada como marca alemana fuerte", afirma el dirigente sindical resumiendo una de las procupaciones de IG Metall y del Gobierno de Angela Merkel.
  • Sacrificios de la plantilla en Figueruelas

Previamente, la planta de Opel, antiguamente de General Motors, situada en Figueruelas (Zaragoza) tuvo que asumir un plan de contención de los costes para asegurar las inversiones para producir la nueva generación del modelo superventas Corsa.
  • Inversiones significativas en las plantas de Opel en Alemania

En Alemania, que se había convertido en un quebradero de cabeza para el presidente de PSA, Carlos Tavares, el grupo francés llevará a cabo "inversiones significativas" en las plantas de Eisenach, RÜsselsheim y Kaiserslauten entre 2018 y 2023 que incluyen la producción del SUV Grandland X en Eisenach mediante dos turnos, así como una versión híbrida del mismo modelo. El centro de ingeniería de Rüsselsheim, la joya de la corona de Opel en Alemania que estaba amenazada por la estructura de PSA en Francia, se blinda para los próximos años al asumir el desarrollo de una nueva generación de motores, la puesta en marcha de todos los modelos nuevos y la centralización de 15 centros de competencias. El consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, ha subrayado en un comunicado que "la mejora de la competitividad nos permite invertir y asegurar un buen futuro para nuestra gente".

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.