Industria

Fiat Chrysler. ¿Último capítulo del 'dieselgate'?

Ha respondido negando las acusaciones de la Agencia de Protección del Medio Ambiente y expresando su disposición a "trabajar con el Gobierno entrante"

Modelo de Fiat Chrysler (FCA)

Modelo de Fiat Chrysler (FCA)

Redacción Coche Global

12.01.2017 23:38h

2 min

Cuando faltaban siete días en la cuenta atrás para que Donald Trump tome posesión como nuevo presidente de Estados Unidos, el Gobierno de Barack Obama ha abierto un nuevo capítulo del 'dieselgate' acusando al grupo Fiat Chrysler (FCA) de falsear la emisiones de gases de sus motores diésel con un sistema similar al de Volkswsgen. ¿Será este el último capítulo del 'dieselgate'?

Investigación de la agencia del medio ambiente de EEUU

El grupo controlado por la italiana Fiat ha respondido negando las acusaciones de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA en inglés) y expresando su disposición a "trabajar con el Gobierno entrante" con el fin de resolver el asunto "de forma justa y equitativa". Al mismo tiempo, FCA ha mostrado su sorpresa con el anuncio de la EPA, con quien llevaba tiempo respondiendo a sus requerimientos de información. El consejero delegado de FCA, Sergio Marchionne, ha respondido con contundencia: "No hay un tipo en esta empresa que intente algo tan estúpido. No pertenecemos a una clase de criminales".

Esa nueva Administración de Trump a la que se refiere FCA ha colocado al frente de la EPA a Scott Pruittun declarado "antiA-EPA" y un negacionista del cambio climático, en palabras de la CNN. El temor del Ejecutivo de Obama es que dé al traste con la política ambientalista de los últimos años, que se ha transformado en la mano dura contra el sector del automóvil que simboliza Volkswagen. ¿Encontrarán a partir de ahora los fabricantes de coches una actitud más indulgente en la EPA?

Anuncio de la inversión de tres días antes

Curiosamente, FCA anunció tres días antes de hacerse pública la acusación de trucaje de los motores diésel una inversión que creará 2.000 empleos en EEUU por una "reorganización global de la producción". Esa inversión no parece que haya influido en el anuncio de la EPA. El caso de FCA se produce después de los problemas relacionados con emisiones de gases, de menor importancia, que también han sufrido Mitsubishi y Renault en Japón y Francia. ¿Será el caso de FCA el último capítulo del 'dieselgate'?

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.