Industria

El FMI quiere barra libre de acuerdos laborales como los del automóvil

Redacción

04.08.2013 23:45h

2 min
La fábrica de recetas de Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue en marcha. Desde Washington acaba de llegar la última recomendación del FMI para España: bajar los salarios un 10% a cambio de que se cree empleo. La fórmula suena familiar, especialmente en las fábricas de coches que han llegado a acuerdos laborales con un contenido similar. ¡Barra libre para todos de la rebaja de costes del automóvil!


Aunque el FMI basa su propuesta en un estudio macroeconómico (página 14 de su último análisis sobre España), esta vez su Excel, que falló en los efectos de la austeridad a ultranza (austericidio), se ha comprobado empíramente, tanto en positivo como en negativo. La nueva receta de una de las tres patas de la troika que aprieta a los países del sur de Europa insiste en la devaluación interna aunque con un matiz importante: que sirva para una creación de empleo en las empresas.

La zanahoria del FMI consiste en una reducción del paro de seis a siete punto hasta el 2016 a cambio de un gran acuerdo para bajar los sueldos un 10% y reducir los precios y las cotizaciones. Sin entrar en el fondo de la propuesta, tiene un problema importante: el verdulero que ofrece la zanahoria tiene poca credibilidad después del fiasco en los cálculos del austericidio.

El ensayo en positivo de esa vía se está aplicando ya en las factorías del automóvil de España, en las que se han pactado rebajas salariales del 20% al 30% para las nuevas contrataciones. Esta sustancial rebaja de costes laborales ha dado frutos con una lluvia de nuevos modelos asignados a las plantas españolas y la creación de más de 6.000 empleos. Pero, ¿es exportable este modelo a otros sectores y empresas?

El ejemplo de Alstom

Hay un nuevo ejemplo en negociación que intenta importar los pactos de la automoción al sector ferroviario. Alstom dice que ha descartado la planta catalana de Santa Perpètua de Mogoda para fabricar 69 trenes para el metro de Riad, que permitiría crear 900 empleos porque no ha conseguido una rebaja de los costes del 15% para la plantilla actual y del 30% para los nuevos trabajadores. Hay una diferencia importante: la rebaja salarial para la plantilla actual es mucho mayor que la aplicada a los operarios del motor.

Después de recibir tantas medicinas en los últimos años prescritas por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, quizá es hora de exigir un cambio de médico. Mientras tanto, el modelo del automóvil se abrirá paso en aquellas empresas que tengan algo interesante que ofrecer y un buen clima laboral. Algo hoy por hoy cada vez bastante escaso.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.