Industria

Los culpables del desierto industrial de la moto

Redacción

23.01.2015 08:41h

2 min
Hubo un tiempo no muy lejano en que España era una potencia en la fabricación de motos junto con Italia y Francia. En pocos años, la escasa paciencia de las multinacionales y la torpeza de las administraciones han convertido las grandes fábricas de motocicletas en un desierto con unos pocos oasis.


La magnitud del tsunami se puede apreciar echando un vistazo a las marcas que estarán representadas en el salón BCN Moto que tendrà lugar a final de marzo. Solo una ínfima parte de esas marcas están fabricadas en España.

Entre las marcas presentes se encuentran Yamaha, Honda y Piaggio, tres firmas que cerraron sus fábricas al inicio de la crisis dejando tras de sí miles de despidos ante la perspectiva de que el mercado seguiría desplomándose, como así fue. Los polígonos industriales de Madrid, Palau-solità i Plegamans, Martorelles y otros feudos de la motocicleta sufrieron los cierres y deslocalizaciones de las multinacionales japonesas e italianas.

La industria española de la moto fue víctima de la ansiedad de las empresas ante el abismo de un desplome de las ventas que llegó al 73%, por las oportunidades que ofrece la globalización para rentabilizar la producción y por la torpeza de las administraciones para crear un clima favorable al mercado y la industria de la moto.

Tradicionalmente, los fabricantes de vehículos de dos ruedas han sido considerados como un sector de tercera división en comparación con otros lobbies industriales mucho más potentes y más receptividad en los salones ministeriales. Cuando los políticos intentaron reaccionar ante los anuncios de cierres de fábricas, ya era tarde. Un ejemplo es la Generalitat de Catalunya, que creó el cluster de la moto cuando ya habían cerrado las grandes fábricas y ahora permanece en un peligroso letargo.

Pero los agravios siguen todavía con un sector privado de ayudas a los compradores. Las pocas fábricas supervivientes, como la de Gas Gas en Girona, se encuentran ahora con respiración asistida de la Administración en un intento por evitar la desertificación definitiva del sector. Sus motos se podrán ver en el área de formación de BCN Moto. A su lado, las motos de Yamaha, Honda y Piaggio ahora fabricadas en Italia, Francia e Italia intentarán sacar provecho de un aumento de las ventas del 17% en el 2014 y del 9,5% previsto para este año.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.