Industria

Los días de parón de Seat a partir de octubre serán asumidos a medias por plantilla y empresa

Nueve jornadas de inactividad en Seat en septiembre por falta de motores con la homologación WLTP

Componentes de la caja cambio en la fábrica de Seat

Componentes de la caja cambio en la fábrica de Seat

Toni Fuentes

07.09.2018 16:54h

3 min

La falta de motores con la nueva homologación WLTP ha obligado a Seat a buscar nuevas fórmulas de flexibilidad. Los días de parón de Seat a partir de octubre serán asumidos a medias por la plantilla y la empresa, según el acuerdo alcanzado. Ante la posibilidad de que se tengan que aplicar más jornadas de parón de la producción a partir de octubre, la dirección y el comité de Seat han pactado un nuevo mecanismo extraordinario. El objetivo es evitar en ERE temporal como el de la planta de Volkswagen de Navarra. Cuando los empleados agoten los días de inactividad que asume la empresa mediante la llamada jornada industrial, los días de paralización de la producción irán a cuenta de forma alternativa por la compañía como paros técnicos y también por los trabajadores como jornadas a devolver más adelante.

Nueve días de parón en Seat en septiembre por falta de motores con la homologación WLTP

El pacto alcanzado ha sido más laborioso de lo esperado por el presidente de Seat, Luca de Meo, en una carta enviada a la plantilla en la que aseguraba que los días de parón irían a cuenta de la flexibilidad interna de la plantilla. Finalmente, eso no será así al 100%. De momento, en septiembre habrá nueve jornadas en las que de parará de forma total o parcial la producción prevista por la falta de motores suministrados por el grupo Volkswagen. Por un lado, se desconvocan seis días de trabajo en sábados y domingos. Por otro lado, las plantas de Martorell, de estampación de Barcelona y de cajas de cambio de El Prat pararán de forma total o parcial los tres lunes hasta final de septiembre. Esos tres días de inactividad los asumirá la empresa como jornadas industriales y paros técnicos. Pero quedaba la incógnita de qué pasará a a partir de octubre. Aunque los sindicatos habían indicado que rechazaban rotundamente que los empleados asumieran el coste de los días de parón mediante la bolsa de horas de flexibilidad, finalmente han accedido a pagar la mitad de los días a partir de octubre. Las previsiones de producción para todo 2018 del Ibiza y el Arona se reducen 250.161 vehículos a 243.421 por la falta de motores, mientras que de momento se mantienen las 165.309 unidades del León.

Trabajo adicional en tres sábados en octubre pendientes de la disponibilidad de motores

En la planta de cajas de cambio de El Prat, Seat ha adelantado el final de la producción de un modelo a septiembre en lugar de octubre y busca alternativas como formación y días de jornada industrial para solventar la situación. Luca de Meo alertaba en la carta enviada a la plantilla del riesgo de que la crisis de los motores se prolongue con nuevos episodios que obliguen a modificar las previsiones de producción. Los sindicatos y la empresa han planificado el trabajo adicional en turnos de sábado por la mañana los días 6, 20 y 27 de octubre en la línea de montaje del modelo León y los días 20 y 27 de octubre para el Ibiza y el Arona. Sin embargo, el trabajo efectivo en esas jornadas dependerá de la disponibilidad de motores.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.