Industria

Detroit, víctima de la deslocalización al sur de EEUU

Marcas americanas se han visto obligadas a seguir la corriente impuesta por los fabricantes extranjeros, la deslocalización

Un operario de GM comprueba un coche de Chevrolet en la planta de Detroit-Hamtramck

Un operario de GM comprueba un coche de Chevrolet en la planta de Detroit-Hamtramck

Redacción Coche Global

19.07.2013 10:14h

2 min

El anuncio de la quiebra del Ayuntamiento de Detroit se produce cuando la industria del automóvil, que encumbró y arruinó a la ciudad, renace tras un doloroso ajuste. Las imágenes de barrios machacados por la crisis y casas fantasma abandonadas contrastan con un nuevo momento dulce de las fábricas de automóviles. El problema es que las nuevas inversiones y empleos se están deslocalizando hacia los estados del sur de Estados Unidos.

Desde mediados de la década pasada, alrededor de 60.000 empleos y decenas de fábricas, que hay que multiplicar por dos o por tres teniendo en cuenta los proveedores, se han perdido debido a la profunda reestructuración aplicada por los big three de Detroit. De ellos, Ford se libró de entrar en la situación equivalente a la suspensión de pagos o concurso de acreedores. En cambio, General Motors y Chrysler se vieron obligadas a solicitar formalmente la quiebra y pedir decenas de miles de millones al Gobierno federal.

Los tres fabricantes ya han superado sus gravísimos problemas y han vuelto a los beneficios o están cerca de obtenerlos. En el caso de Chrysler fue necesario un rescate por parte de Fiat. El empleo directo de las fábricas de coches ha pasado de un mínimo de 660.000 trabajadores en 2009 a 790.000 en marzo pasado.

¿Dónde se ha creado el nuevo empleo? Una pequeña parte ha vuelto a Detroit a los centros de donde salieron unos años antes. Pero la gran mayoría se ha desplazado de Michigan a otros estados situados más al sur en la zona del Medio Oeste de EEUU y a la cuenca del Mississippi. Ohio se ha convertido en el segundo estado por su peso en el sector del país, con un 10% de los empleos. A pesar de las reestructuraciones, Michigan conserva el primer puesto y la capitalidad del sector con un 15% de los puestos de trabajo.

Las tres marcas americanas se han visto obligadas a seguir la corriente impuesta por los fabricantes extranjeros, que han optado mayoritariamente por implantarse en los estados del sur en busca de condiciones más competitivas.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.