Industria

Denuncia por calor excesivo en Ford. ¿Cómo afrontan el verano las fábricas?

Fábrica de Ford de Almussafes (Valencia)

Fábrica de Ford de Almussafes (Valencia)

Redacción

25.07.2018 15:53h

2 min
El calor aprieta en las fábricas y también las denuncias por temperaturas excesivas. El sindicato CCOO ha denunciado ante la Inspección de Trabajo las malas condiciones en la fábrica de Ford de Almussafes por un exceso de calor. Es el último caso de numerosos problemas similares en factorías que han ido regulando protocolos para superar las olas de calor en las líneas de montaje de la industria de automoción. ¿Cómo afrontan el calor las fábricas? CCOO ha denunciado a la inspección la falta de medidas eficaces para frenar la escalada de las temperaturas en las naves de montaje, prensas, matricería, pinturas y vestuarios de la fábrica de Ford de Almussafes. El sindicato critica a la empresa por no aplicar el protocolo que permitía hacer pausas cuando la temperatura se situaba entre 28 y 30 grados en función del grado de humedad desde que puso en marcha un nuevo sistema de aire sobreenfriado en la planta.
  • Regulación legal de la temperatura m?xima y mínima para trabajar

Episodios como el de Ford por exceso de calor se viven en muchas de las factorías por falta de medidas o porque no se aplican o son insuficientes en casos de olas de calor extremas. La mayoría de las fábricas del sector del automóvil tienen medidas o protocolos de actuación que mejoran los mínimos legales en cuanto a las condiciones de seguridad e higiene en situaciones de temperaturas altas y también bajas durante el invierno. La normativa es un poco ambigua en relación con los lugares de trabajo pero establece un rango de temperatura mínima y máxima de 17 a 27 grados en espacios cerrados donde se lleven a cabo trabajos sedentarios, y entre 14 y 25 grados en los locales donde se hagan trabajos ligeros.
  • Medidas contra el calor en las fábricas de Seat, Renault y Mercedes

Un ejemplo de regulación de las medidas preventivas de las secuelas del calor excesivo (malestar, mareos o golpes de calor) es la fábrica de Seat de Martorell, en la que se activa el protocolo a partir de los 25,5 grados con relevos de operarios y con pausas retribuidas a partir de los 26 grados de temperatura. Durante la negociación, la empresa intentó que se elevara esa temperatura de referencia. La compañía invirtió m?s de tres millones de euros en mejorar el sistema de rfrigeración de los talleres de Martorell. Mercedes llevó a cabo el año pasado la renovación del sistema de refrigeración de una de las naves de la fábrica de Vitoria con la sustitución de 22 máquinas por otras con mayor potencia. En Renault, la ola de calor provocó en el verano de 2017 picos de temperatura que llegaron a sobrepasar los 30 grados en la planta de Palencia a pesar de las medidas que puso en marcha la empresa instalando ventiladores y refrigeradores y remojando los tejados para evitar el sobrecalentamiento, y reparto de botellas de agua cada cuatro horas.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.