Tendencias

Un país de ocasión pero con BMW

blogger-image-605800307

blogger-image-605800307

Redacción

10.12.2012 09:09h

2 min
La crisis tiene efectos colaterales que aproximan a España a los países más avanzados. Nuestro mercado de coches de segunda mano ya es europeo. Este año se venderán casi dos millones de turismos de ocasión, frente a 800.000 nuevos, con un precio a la baja debido a la tendencia mileurista que convive con la ampulosidad buscada del BMW serie 3 de segunda mano.
La lista del top 10 de los modelos más vendidos del mercado de ocasión en España tiene una peculiaridad. Junto a modelos coincidentes con el mercado de turismos nuevos, aparece el BMW serie 3 como el séptimo más comercializado con 35.914 coches que cambiaron de manos entre enero y octubre pasado, lo que supone una cuota del 2,71%. Otra prueba de que al cliente español le gusta aparentar aunque sea de segunda mano.



Se venden más vehículos de la marca de Múnich que de Opel Corsa, Peugeot 206 y Ford Fiesta, pero menos que del Seat Ibiza, Renault Megane, Volkswagen Golf, Opel Astra, Ford Focus y Renault Clio. Curiosamente, la oferta de los BMW serie 3 a la venta en el portal líder de internet (coches.net) es de casi el doble que las del modelo Ibiza, con 4.200 frente a 2.600, lo que también influye en el tirón de un modelo premium.

Del mismo modo, la ayuda del plan Pive para los seminuevos también ayuda a las ventas de modelos como el Serie 3. Los usados suman alrededor del 8% de las ventas subvencionadas por el plan del Gobierno.

Sin embargo, el mercado de ocasión nunca ha sido tan regularizado y disciplinado como el de vehículos nuevos. El principal concesionario siempre ha sido la calle, donde se llevan a cabo alrededor de la mitad de las compras de turismos usados de forma directa de particular a particular, un canal que está subiendo gracias a la fuerte demanda de coches viejos y baratos.

El sector, con los concesionarios y salones como el de ocasión de Barcelona (en la foto), aspira a controlar más mercado que ahora es informal, aunque el sobreprecio que cargan en los vehículos que venden seguirá ahuyentando a los compradores callejeros, que buscan precio y solventar un problema de movilidad. La garantía es ahora algo que no justifica para muchos la diferencia de precio considerable entre un particular y un vendedor oficial.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.