Tendencias

Touchdown publicitario del automóvil en la Super Bowl

Redacción

03.02.2013 00:42h

2 min
Los 30 segundos de un spot en la Super Bowl se han cotizado este año a 3,8 millones de dólares. La subida de la tarifa en el espectáculo deportivo del año en Estados Unidos no ha ahuyentado a las marcas de coches, que nuevamente han hecho su particular touchdown con un alarde de creatividad y un despliegue mayor que el del año anterior, en que el sector se gastó 94,5 millones de dólares por unos minutos de publicidad durante la noche del primer domingo de febrero.


En esta ocasión, los millones de espectadores de la cadena de televisión CBS han podido ver buenas dosis de humor, coqueteos con tópicos como la asociación entre chicas despampanantes y automóviles y también anuncios de coches sin coche. La final de fútbol americano se convierte en un escaparate del ingenio de las agencias de publicidad y en un termómetro del momento en que se encuentran las empresas fabricantes de vehículos.


Desde 2003, la inversión publicitaria de las marcas de coches se ha incrementado de 12,9 millones de dólares a 94,5 millones el año pasado, según un estudio de Kantar Media. En la lista anunciantes figura en la tercera posición General Motors, que en el periodo estudiado se gastó 97,2 millones con su presencia publicitaria en ocho finales. Sólo la cervecera Anheuser Busch y Pepsi invirtieron más.


La buena marcha del mercado de EEUU se contagió a los spots que se pudieron ver ayer durante el partido y en los días previos en Youtube con un total de ocho marcas de coches: Audi, Fiat, Ford/Lincoln, Hyundai, Kia, Mercedes, Toyota y Volkswagen. 

En los días previos, Mercedes ha calentado el ambiente con la filtración de unas imágenes en las que la modelo Kate Upton revolucionaba un equipo de jóvenes jugadores de fútbol americano limpiando el nuevo modelo CLA. Pero la esponja y el jabón eran sólo un gancho, que generó críticas por su atrevimiento, con el que dieron paso al spot verdadero en el que Willem Dafoe intenta comprar el alma de un joven para que se pueda comprar el nuevo modelo de Mercedes. 

En general, las marcas alemanas juegan fuerte también en la principal competición deportiva de EEUU. Audi reinterpreta la típica fiesta de graduación de los adolescentes y Volkswagen apela al derecho a la felicidad a ritmo de reggae y al volante de un Beattle.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.