Tendencias

Seguros sin control en las ITV

logo-itv

logo-itv

Redacción

13.12.2013 09:01h

2 min
En España hay más pícaros por metro cuadrado que en otros países. Nos quejamos de ello, lo denunciamos y se anuncian planes para erradicarlo. En el sector del automóvil, se utilizan con frecuencia dos datos escandalosos: hay alrededor de un millón de coches que circulan sin el seguro obligatorio y una cifra algo superior que no han pasado la inspección técnica de vehículos (ITV). 


El Gobierno ha anunciado planes para cazar a esos infractores mediante una mejora en la información estadística disponible de las diferentes bases de datos y con instrucciones a la Guardia Civil y a las policías autonómicas de tráfico de priorizar la búsqueda en las carreteras. Es necesario y muy loable, aunque los infractores se escapan los pos agujeros de la red.

Para muestra un botón. La normativa de la ITV y las páginas web de las empresas concesionarias de las estaciones de inspección indican con claridad que para obtener el sello es necesario presentar una documentación obligatoria que incluye la ficha técnica del vehículo y permiso de circulación, la tarjeta de ITV y el último recibo del seguro. Pero esa lógica aplastante de aprovechar el momento en que el conductor acude a la estación de ITV para llevar a cabo un control legal en profundidad se desvanece cuando estás frente al mostrador. 

He podido comprobar en persona que no me han exigido el comprobante de estar al corriente de pago con una aseguradora en una ITV de una conocida empresa concesionaria. La trabajadora encargada de la recepción del vehículo estaba más preocupada por la ficha técnica y emitir la tarjeta de ITV con la que llevar a cabo el cobro de los 45,11 euros correspondientes a un turismo diesel en Catalunya. 

Algo grave falla en ese mostrador. Es de suponer que una buena parte de los vehículos que no tienen seguro tampoco disponen de la ITV en regla, es decir, que son auténticos piratas del asfalto. Sin embargo, es necesario mantener un control estricto para evitar que los agujeros de la red permitan zafarse de la legalidad y de los costes que la mayoría tenemos que afrontar. 

Por ello, queda mucho camino por recorrer en el sistema de control. El nuevo paso dado por el Ministerio de Interior es que la Guardia Civil y la policía dispongan de la base de datos actualizada al día de los vehículos con sello válido de ITV. Está bien pero es insuficiente. Tráfico, las policías y las estaciones de ITV deberían disponer de una base de datos unificada con el historial de cada coche y conductor para comprobar si tiene el carnet de conducir en vigor, si está asegurado y si tiene multas o tributos pendientes de abonar. Es posible técnicamente, como demuestra el hecho que todas las aseguradoras tienen acceso a todas las pólizas en vigor a los efectos de intentar robar clientes a la competencia.  

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.