Tendencias

Otro coche híbrido, pero español

DSC_0075

DSC_0075

Redacción

13.06.2013 22:40h

2 min
El lanzamiento de un nuevo modelo de coche híbrido está comenzando a dejar de ser noticia. En el mercado empieza a haber una oferta cada vez más nutrida. Sin embargo, cuando se trata de un híbrido desarrollado en España sí es noticia. Y más si es fruto de una insólita alianza entre empresas que han actuado como una sola compañía.

El programa de cooperación en investigación y desarrollo Cenit Verde ha concluido tras cuatro años de trabajo conjunto en los que han participado unos 800 profesionales de una treintena de empresas y organismos públios relacionados con el I D. El resultado ha tardado pero ya es una realidad: un prototipo de coche eléctrico enchufable con unas prestaciones equiparables a los de otros turismos similares que combinan motor eléctrico y de gasolina.

Pero lo más importante es que el proyecto ha permitido a empresas como Seat, Cegasa, Cobra, Ficosa, Lear, Siemens y Circutor han registrado o están en proceso de hacerlo 10 patentes. Son innovaciones técnicas que aportan mejoras en algunos procesos relacionados con la carga y control de las baterías, el motor eléctrico u otros componentes cruciales en los vehículos de la nueva movilidad.


Ha sido necesario un programa impulsado por el Ministerio de Industria y financiado con 34 millones de euros para romper los recelos y barreras entre empresas que por sí solas tendrían muy complicado desarrollar innovaciones como estas. El riesgo es que las empresas no aprendan a pescar por su cuenta y en cooperación y se limiten a responder únicamente al estímulo económico.

Y también es un riesgo lo que el vicepresidente de Seat Ramón Paredes calificó de "efecto péndulo" en las ayudas públicas destinadas a incentivar el I D por la drástica reducción sufrida en los últimos años. Es cierto. Está contrastado que las empresas españolas necesitan un empujón para innovar, y más cuando la crisis puede convertir las inversiones en este capítulo en algo suntuario.

El despegue del coche eléctrico requiere un marco atractivo y estable para impulsar el mercado y la transición de los fabricantes de automóviles y de componentes. De momento ya tenemos un híbrido enchufable basado en un León que circula. Hay que seguir.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.