Tendencias

El rey de los coches híbridos pasa de los eléctricos y salta alhidrógeno

H8E6082-c

H8E6082-c

Redacción

15.05.2014 22:19h

2 min
El rey de los híbridos decidió en 2010 probar los coches eléctricos. Para ello pagó 150 millones de dólares a la firma en boga de la electromovilidad, Tesla, para lanzar una versión propulsada por baterías del todoterreno Rav 4. La degustación ha acabado de forma precipitada tras constatar Toyota que sufre una electroalergia.


Las escasas ventas del modelo piloto en Estados Unidos han llevado a la firma japonesa a reflexionar sobre el futuro de la movilidad y qué apuesta realiza. Finalmente ha comunicado el fin del contrato con Tesla y la confianza en las posibilidades de la pila de combustible basada en el hidrógeno. Por tanto, el pionero de los híbridos a gran escala con el Prius da un golpe de timón y se salta una generación de vehículos, la eléctrica,para centrarse en lo que los expertos y otras marcas consideran como una tecnología más de futuro.

Casi todos los fabricantes tienen prototipos o vehículos de serie propulsados por hidrógeno, una tecnología que cuenta con más seguidores e infraestructura en las gasolineras en Alemania y Japón. Mientras Toyota pone a punto su oferta de pila de combustible, seguira con la estrategia de extender la tecnología híbrida que domina a toda su gama para ofrecer a los consumidores la posibilidad de elegir. 

Es muy probable que los directivos de Toyota hayan tenido en cuenta que, con un número limitado de ventas en el mercado mundial, las marcas que ya están implantadas con una oferta más amplia como Nissan, Renault y Tesla cuentan con demasiada ventaja como para competir con ellas. Por tanto, más vale plantarles cara con una nueva tecnología que los expertos consideran todavía más eficiente que las baterías como fuente de energía. Y tiene la ventaja de que el repostaje se hace en una gasolinera y tan rápido como llenar el depósito con gasolina.

En los últimos días, las bolsas parace que han evolucionado con la tendencia marcada por Toyota al castigar a Tesla por la perdida de un contrato importante y premiando a algunas empresas de componentes y sistemas relacionados con la pila de combustible. 


Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.