Tendencias

Duelo en China: el 'cañoncito' de Seat frente al Chery Toledo

2012-04-23_03-36-56_473

2012-04-23_03-36-56_473

Redacción

01.07.2012 22:50h

2 min
La característica silueta robusta y angulosa del Seat Toledo de principios de los años 90 se ha convertido en un superventas en China. Visto de perfil, cualquiera diría que se trata de un auténtico Toledo hecho en la antigua fábrica de la Zona Franca de Barcelona. Pero visto de frente o por detrás hay algo que no encaja. La S de Seat en la parrilla ha cambiado por un óvalo atravesado por un triángulo. Seat se ha transformado en Chery, uno de los fabricantes chinos de automóviles más potentes del país asiático. El mismo que flirteó con la Generalitat y un destacado consultor catalán con el supuesto fin de instalar una fábrica de coches en la comunidad. El primer contacto de Chery con Catalunya y Seat se produjo a finales de los 90, cuando compró la vieja cadena de montaje del Toledo que le revendió a un intermediario mexicano. A partir de ahí, Chery hizo lo mismo que hace cuaquier marca de un país occidental: alargar la vida útil de un modelo viejo en los mercados emergentes gracias a clientes que buscan coches fiables aunque tengan estética desfasada. 
Y le ha ido bien a Chery, con cientos de miles de Toledos reciclados en el modelo Cowin en los últimos 10 años. Seat y Volkswagen perdieron una oportunidad en ese momento. Ahora se dará la paradoja de que los Chery Cowin se verán las caras con los cañoncitos españoles como empiezan a llamar los chinos a los coches de Seat. Pero no hay mal que por bien no venga puesto que la convivencia del Cowin con el León puede servir para mostrar la evolución de Seat y las diferencias de posicionamiento de mercado palpables en los precios básicos de ambos modelos: unos 6.000 euros en Toledo chino y 29.000 euros un León FR. Esa distancia se irá reduciendo progresivamente porque Seat tiene previsto vender en China versiones más asequibles en los próximos meses, según ha reconocido su presidente. James Muir. "Queremos entrar en China con versiones deportivas y muy equipadas para marcar nuestra imagen de marca. Poco a poco iremos introduciendo versiones más bajas", aseguró Muir en el Salón del Automóvil de Pekín.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.