Portada

Volkswagen parará la producción para adaptarse al nuevo control de emisiones

Volkswagen Wolfsburg Herbet Diess

Volkswagen Wolfsburg Herbet Diess

Redacción

06.06.2018 16:24h

2 min
La principal fábrica de Volkswagen, situada junto a su cuartel general en Wolfsburg, tendrá que cerrar varios días algunas líneas debido a la complejidad del nuevo sistema de homologación de emisiones de gases en la Unión Europea que entra en vigor en septiembre. El anuncio lo ha hecho el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, durante una reunión con representantes sindicales y trabajadores en la ciudad alemana. La dirección de Volkswagen ha anunciado que iniciará una negociación con el sindicato IG Metall sobre los días que la empresa tiene previsto parar la producción en algunas líneas a la espera de que todos los modelos dispongan de la nueva homologación europea. "Solo en la marca Volkswagen, necesitamos probar más de 200 modelos y variantes y tener la aprobación en un espacio de tiempo muy corto", ha asegurado Herbert Diess ante los trabajadores congregados en una carpa en las instalaciones de la fábrica del Estado de Baja Sajonia. El directivo ha atribuido la situación a la mayor complejidad de lo esperado en las pruebas de homologación ya que requieren tres o cuatro veces más trabajo que con el sistema que había hasta ahora.
  • Días de paro de producción en Volkswagen hasta final de septiembre

"Tenemos que esperar interrupciones de la producción en el tercer trimestre del año", ha advertido a la plantilla, según explica un comunicado de la multinacional. Después de las vacaciones de verano, las fábricas de la compañía solo producirán modelos que ya hayan pasado las nuevas pruebas de emisiones de gases que afectan a toda la industria de automoción. Para evitar la acumulación de un estoc excesivo de coches homologados con el sistema anterior, Diess ha indicado que la empresa necesita "planificar días de cierre de la producción en Wolfsburg durante el periodo entre las vacaciones y final de septiembre. El presidente del comité de empresa, Bernd Osterloh, ha advertido que IG Metall no aceptará que la plantilla tenga alguna repercusión negativa por una situación "de la que no son culpables", por lo que ha asegurado que los días de cierre de la planta "no se pueden imponer" sin más. El nuevo sistema de homologación de los vehículos en la UE (WLTP) que entra en vigor a partir de septiembre se basa en pruebas mixtas de laboratorio y de carretera para intentar reflejar unas emisiones de gases más realistas y evitar el desfase que existe ahora entre los valores de las pruebas con el coche parado en un taller y cuando está circulando. La reforma también prevé sondeos de los coches en activo para controlar las emisiones reales y la posibilidad de que la Comisión Europea lleve a cabo pruebas directamente para fiscalizar también a los gobiernos de los 28 y evitar nuevos escándalos como el dieselgate.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.