Portada

Un Tesla en el párking

dsc_1274

dsc_1274

Redacción

14.11.2016 10:50h

1 min
Hay tan pocos coches de la marca Tesla circulando por las calles de España que pueden pasar desapercibidos si no te fijas en ellos. Por eso, cuando descubrí uno aparcado en el párking de un centro comercial el pasado fin de semana me quité el sombrero ante uno de los 28 'hooligans' de la electromovilidad que han superado este año el vía crucis para comprarse un Tesla en España. Camuflado entre otros coches habituales del mercado automovilístico español, se encontraba la silueta de un Model S de un blanco impoluto que llamaba la atención por la extrañeza de la insignia de la T que lucía la parrilla. Es uno de los 23 clientes que han matriculado un Model S de Tesla en España de enero a octubre, a los que se suman cinco del Model X. Excursión a Bruselas Me quedé con las ganas de saber quién era su propietario y de hablar con él sobre el periplo que ha tenido que superar hasta poder circular con tranquilidad por las calles y carreteras de España y poder aparcar en un centro comercial. La matrícula desvelaba la odisea que ha tenido que hacer: ir hasta un concesionario de Tesla en Bruselas para recoger allí el vehículo comprado por internet y matricularlo al llegar a España y pasar la ITV. Eso es afición por una marca. Solo por eso tendrían que hacerle un descuento. Por suerte para los fans de la marca de Elon Musk, la llegada de Tesla a Barcelona y Madrid es cuestión de meses. Se ahorrarán tiempo, kilómetros y dinero en conseguir matricular los coches eléctricos del fabricante estadounidense.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.