Portada

Seat ganó 212 millones en el primer semestre, un 62,7% más

Seat Arona

Seat Arona

Redacción

01.08.2018 09:43h

2 min
Seat consiguió un beneficio operativo de 212 millones de euros en el primer semestre de 2018, lo que supone un aumento del 62,7% en relación con el mismo periodo de 2017. Estas ganancias aumentaron la contribución de Seat a los resultados récord del Grupo Volkswagen lastrados por los gastos del dieselgate. La marca española del grupo Volkswagen ganó 130 millones de euros en la primera mitad de 2017, con lo que este año ha incrementado su beneficio operativo en 82 millones hasta llegar a 212 millones, según ha informado el grupo Volkswagen en un comunicado. El volumen de negocio de Seat subió un 14,5% y alcanzó los 5.786 millones de enero a junio, lo que supone un récord de facturación para la marca con sede en Martorell. El aumento de los ingresos es consecuencia de un récord de ventas de 289.000 coches comercializados en los primeros seis meses de 2018. Entre las causas que explican el momento dulce que atraviesa Seat se encuentra el efecto del lanzamiento de nuevos modelos que amplían la gama de productos de la marca. El último en salir al mercado fue el SUV pequeño Arona, cuya demanda ha llevado a Seat a pedir al comité de empresa la programación de 10 turnos de trabajo adicionales durante los fines de semana de septiembre para hacer frente a la demanda. Además, los ingresos también se han beneficiado del aumento del precio medio y de las versiones de los vehículos vendidos por Seat, que permitieron afrontar con creces el aumento de la inversión por el lanzamiento de nuevos productos y el efecto negativo de los tipos de cambio con el euro.
  • El gasto de 1.600 millones en el dieselgate recorta el aumento del beneficio de Volkswagen

El grupo Volkswagen registró un aumento del beneficio operativo sin contar partidas especiales del 9,8% al conseguir 9.800 millones de euros. Los ingresos subieron un 3,5% y llegaron a 119.400 millones. Sin embargo, los gastos de 1.600 millones derivados del dieselgate recortaron el beneficio operativo hasta 8.160 millones, un 8,5% menos que en 2017. La compañía logró unas ganancias netas después de impuestos de 6.613 millones, un 2,1% mejores que las que tuvo en la primera mitad del año anterior. La reacción de la bolsa a los resultados de Volkswagen fue una brusca caída al inicio de la sesión del miércoles que acabó con una pérdida del 3,69% del valor. El presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha destacado el "crecimiento muy sólido en ingresos y ganancias de ventas" conseguido, aunque ha advertido de que no pueden "dormirse en los laureles" ante los "grandes desafíos" que se aproximan.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.