Portada

Réquiem por el espejo retrovisor

La solución alternativa a los tradicionales espejos retrovisores es muy real ya y está a punto de aparecer en el mercado

Prototipos presentados por las marcas

Prototipos presentados por las marcas

Redacción

10.10.2016 08:48h

1 min

Si os habéis fijado en las fotos de los últimos prototipos presentados por las marcas, hay un elemento en común. No tienen espejos retrovisores, únicamente unos pequeños apéndices integrados en los intermitentes que sobresalen de los laterales del coche. Aunque se trata de prototipos, la solución alternativa a los tradicionales espejos retrovisores es muy real ya y está a punto de aparecer en el mercado con algún modelo de gama alta. La sustitución de los espejos tradicionales por minicámaras que proyectan imágenes en pantallas con la forma de los antiguos espejos es un camino irreversible que aporta ventajas por la reducción del riesgo de ángulo muerto aunque nos obligará a acostumbrarnos. En el Salón del Automóvil de París se han podido ver prototipos con estos sistemas plenamente integrados, como el EQ de Mercedes, el I.D. de Volkswagen o el deportivo Trezor de Renault. Muchos de ellos tienen también en común un proveedor de ese sistema de espejos mediante cámaras: la empresa catalana Ficosa, que ya ha empezado a comercializar su alternativa a los retrovisores. La compañía ha tenido que espabilarse para no descolgarse de su core business, la fabricación de espejos.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.