Portada

Madrid Auto se consolida con 30 marcas

Madrid Auto

Madrid Auto

Redacción

21.05.2018 01:59h

2 min
Madrid Auto vuelve a su cita con un firmato consolidado como alternativa a los grandes salones del automóvil que reúne una representación de 30 marcas. Por segunda edición consecutiva, Ifema ocupa 30.000 metros cuadrados con Madrid Auto y ahuyenta el fantasma de la crisis del salón. Y además llega en un momento dulce con un aumento de las ventas de coches en Madrid del 16%.
  • Presencia de concesionarios en Madrid Auto

La nueva edición de Madrid Auto, que se celebra cada dos años, mejora la cifra de marcas presentes en el salón con una más que en 2016 aunque ocupa la misma superficie en los pabellones 1 al 6 de Feria de Madrid y mantiene el mismo precio de la entrada, de seis euros.
  • Entradas gratis para Madrid Auto

En los días previos han proliferado los concursos, promociones y otro tipo de acciones para regalar entradas a Madrid Auto por parte de concesionarios, marcas y la propia organización del salón. Entre las promociones de entradas gratis se encontraban las de Abarth, Kia y la revista Autopista, que ofrecían invitaciones al salón. De esa manera, es posible que muchos de los más de 120.000 visitantes previstos consigan entrar gratis en Madrid Auto. Después de un salón de mínimos en 2014 dedicado a coches ecológicos, en 2016 Madrid Auto puso en marcha un nuevo formato con presencia de marcas a través de sus concesionarios y sin alardes en la exposición, en la que no hay estands como los que tenía el salón antes de la crisis.
La edición de 2018 consolida ese formato 'low cost' pero efectivo para concesionarios y marcas por las ventas que consiguen en los seis días que dura Madrid Auto, en los que hay abundantes campañas promocionales y descuentos. A pesar de la presencia de esas 30 marcas, es inevitable que haya ausencias importantes como las de Renault, Peugeot y Audi, entre otras.
  • Competencia con el Salón de Barcelona

En los últimos años, el Salón del Automóvil de Madrid ha tenido que superar importantes obstáculos económicos, por el desinterés de las marcas por la caída de las ventas, por la lucha por la superviencia con el Salón de Barcelona y por la preferencia de la Asociación de Fabricantes (Anfac) por la muestra de la capital catalana como salón oficial del calendario internacional. Pero Barcelona también ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias con el nuevo formato Automobile, que mezcla un salón más reducido con un foro sobre movilidad. Algo parecido han puesto en práctica los salones de París y Fránkfurt en Europa, y otros en EUUU como el de Detroit.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.