Portada

La Fórmula E reparte beneficios entre Audi, Renault y Techeetah

Fórmula E Audi Techeetah Vergne Di Frassi Abt

Fórmula E Audi Techeetah Vergne Di Frassi Abt

Redacción

16.07.2018 10:27h

2 min
La cuarta temporada de Fórmula E acabó el domingo en Nueva York con un reparto de beneficios entre Audi, Renault y el grupo chino Techeetah. En mayor o menor medida, las tres empresas han sacado provecho de la temporada más vistosa y disputada de la alta competición de velocidad de coches eléctricos, que el año que viene dará un salto en inversiones. Hasta la última vuelta del Gran Premio de Nueva York se mantuvo la lucha por la primera posición en la carrera y en el campeonato de marcas. Finalmente, Jean-Eric Vergne ganó la última carrera y se proclamó campeón mundial de Fórmula E con un coche de la escudería Techeetah con motor Renault. Sin embargo, la regularidad de los dos pilotos de Audi y las incidencias de los rivales en la última carrera han llevado a la marca alemana a proclamarse ganadora del título de fabricantes.
  • Despedida de Renault de la Fórmula E

El reparto de papeles como resultado de la cuarta temporada de Fórmula E abre interpretaciones ligadas a la realidad más allá de los circuitos. Renault, el líder de la movilidad eléctrica mundial, tiene la satisfacción de haber situado un coche con su motor como ganador del campeonato, pero la escudería propia del fabricante francés ha tenido resultados por debajo de sus expectativas al finalizar en quinto lugar en la clasificación por equipos y en cuarta posición el piloto Sebastien Buemi. Fue un final de etapa para Renault, que abandona la Fórmula E y cede el testigo a Nissan, marca que forma parte del grupo Renault Nissan Mitsubishi, un tanto decepcinantes. "Esta cuarta temporada no hasido tan exitosa como las anteriores, que fueron sencillamente excepcionales", indicó Vincent Gaillardot, director del programa de Fórmula E de Renault.
  • Vistoria de Audi en la Fórmula E en vísperas del lanzamiento del eléctrico Audi e-Tron

Renault, que había dominado el inicio de la Fórmula E, fue víctima del empuje del equipo independiente Techeetah y de la irrupción de Audi. Después de ganar el campeonato de marcas en su primer año, Audi ya tiene los ojos puestos en la próxima temporada, que estrena nuevos coches y mormativa para dar más emoción a las carreras de coches eléctricos. La victoria de Audi llega en el momento más oportuno para sus intereses comerciales, justo en vísperas de la presentación del primer coche 100% eléctrico de calle Audi e-Tron con el que entrará en el nuevo mercado a competir con Tesla. Y en un momento delicado con su expresidente en prisión preventiva por la investigación del 'dieselgate'. Audi partirá como marca favorita en la quinta tempordad de Fórmula E, en la que competirá con BMW, DS Citroën, Mahindra, Nio, Dragon Racing, Venturi y Nissan. Será un año con inversiones más potentes por una nueva generación de bólidos con más prestaciones y más autonomía que permitirán acabar una carrera de Fórmula E sin tener que cambiar de coche.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.