Portada

Bruselas hará sus propios controles de coches para evitar otro dieselgate

Venta de coches

Venta de coches

Redacción

23.05.2018 07:30h

2 min
De los errores como el dieselgate se aprende. Ese parece ser el móvil de la reforma del sistema de homologación y control de las emisiones de gases de los vehículos que ha aprobado el Consejo de ministros de la Unión Europea. El nuevo sistema hará más difícil las trampas como las del diselgalte de Volkswagen y también atará corto a los gobiernos de los 28 países de la UE para evitar cualquier suspicacia de connivencia con los fabricantes. Para eso la Comisión Europea asumirá mucho más poder en el control de vehículos.
  • Sistema sólido y fiable de homologación de vehículos

La reforma del sistema de homologación de vehículos introduce cambios profundos para destapar trampas como las del 'software' fraudulento de Volkswagen en motores diésel y evitar una prolongación de una situación como la del dieselgate durante décadas. En palabras del ministro de Economía de Bulgaria, Emil Karanikolov, miembro de la presidencia de turno del Consejo de la UE, se trata de "un sistema de homologación de tipo sólido y fiable que evitará las irregularidadrs que se observaron en el pasado".
  • Controles aleatorios de vehículos

En primer lugar, a partir de septiembre de 2020 se endurecerán las pruebas a las que son sometidos los vehículos para su homologación. En segundo lugar, los gobiernos nacionales llevarán a cabo controles aleatorios de vehículos en circulación para comprobar que sus emisiones y el resto de especificaciones concuerdan con los valores homologados.
  • La Comisión Europea hará sus propias pruebas de coches

Pero la Comisión Europea no se acaba de fiar de los gobiernos de unos países en los que la industria automovilística tiene un gran peso y capacidad de influencia. Por eso la Comisión Europea hará sus propios controles aleatorios en todos los países para verificar que los resultados que han dado las pruebas nacionales concuerdan con los suyos. En caso de detectarse alguna irregularidad en algún modelo en un solo país, la Comisión Europea podrá tomar medidas en toda la UE como la retirada de modelos o la aplicación de multas de 30.000 euros por coche.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.