Portada

Ford se carga las berlinas y los compactos. ¿Cómo afectará a Almussafes?

El fabricante norteamericano ha tomado una decisión drástica: dejar de invertir en berlinas y compactos para el mercado de EEUU

Redacción Coche Global

30.04.2018 11:03h

2 min

Con esta decisión, el fabricante norteamericano quiere avanzarse a los efectos de las tendencias existentes en el mercado que han coronado a los SUV y a sus derivados y pretende focalizar las inversiones en los modelos más rentables. Pero, ¿cómo afectará la muerte anunciada de las berlinas y los compactos a la fábrica de Ford de Almussafes?

Reducción de inversiones

El presidente y consejero delegado de Ford, Jim Hackett, aprovechó la presentación de los resultados del primer trimestre de 2018 para explicar un importante cambio de rumbo de la marca para los próximos años que consiste en cancelar las inversiones en las nuevas generaciones de los actuales modelos con carrocería berlina y compacto argumentando el "declive de la demanda y de la rentabilidad". El único sedán que se salvará será el emblemático Mustang, que juega en otra liga, la de los deportivos. El objetivo del fabricante es que el 90% de sus ventas en Estados Unidos en 2020 sean pick up, SUV y vechículos comerciales. La firma reducirá sus inversiones de 2019 a 2022 en unos 5.000 millones al pasar de 34.000 millones a 29.000.

"Nos comprometemos a tomar las medidas adecuadas para impulsar el crecimiento rentable y maximizar los rendimientos de nuestro negocio en el futuro a largo plazo ", aseguró Jim Hackett. "Donde podemos elevar los rendimientos de las áreas con bajo rendimiento de nuestro negocio poniéndonos en forma, lo haremos. Si los retornos apropiados no están en el horizonte, moveremos ese capital a donde podamos jugar y ganar ", añadió para justificar la decisión de Ford. Junto al replanteamiento de las versiones sedán y compactas, la firma también reforzará su apuesta por vehículos eléctricos.

¿Qué pasará en las plantas de Europa?

Pero un viraje de esa calado tendrá consecuencias en las fábricas de Ford. El modelo más afectado será el Fusión, la versión para EEUU del Mondeo. La versión europea de ese modelo se fabrica en la planta valenciana de Almussafes, que en el 2017 ensambló más de 60.000 unidades del Mondeo en una cifra total de 417.002 vehículos. Otro modelo que probablemente se puede ver afectado en EEUU es el monovolumen grande Galaxy, del que se fabricaron 14.500 unidades en 2017 en la factoría de Almussafes. En cambio, los modelos de mayor volumen en la planta (Kuga y Connect) sí estarían alineados con la nueva hoja de ruta de Ford, que por ahora afecta a Estados Unidos.  La planta alemana de Ford en Saarlouis también podría verse afectada si la marca traslada a Europa sus nuevas directrices ya que ensambla el compacto Focus.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.