Portada

Descuento VAO en peajes: ¿cuanto peor, mejor?

177A5E68-325F-4138-B52B-7E527508E672

177A5E68-325F-4138-B52B-7E527508E672

Redacción

09.10.2017 08:00h

2 min

A las empresas concesionarias de las autopistas no les gusta tener que aplicar descuentos en los peajes. El descuento del 40% a los vehículos a alta ocupación (VAO) es un claro ejemplo de ello por los problemas que supone su implementación para los conductores. Parece que aquí se cumple de nuevo la célebre frase de la retórica de Mariano Rajoy de que "cuanto peor, mejor".

  • VIA T CON EXCEPCIONES
Vamos a ver. El Via T, telepeaje o Teletac es publicitado como un sistema ágil que permite pagar peajes sin parar. Pero el sistema tiene alguna excepxión notoria. Resulta que los conductores con un vehículo equipado con Via T en el que viajan un mínimo de tres personas tienen que parar obligatoriamente si quieren beneficiarse de la rebaja VAO 3 vigente en algunas autopistas.
  • PARADA OBLIGATORIA
A los afectados seguro que ya saben de lo que hablamos. Al entrar en el carril del peaje, hay que detenerse y pulsar el botón 3 para solicitar la aplicación del descuento gracias a una foto que lleva a cabo el sistema y que luego tienen que comprobar los contables de la concesionaria.
  • PROBLEMA TÉCNICO O DISUASIÓN
No tengo palabras para calificar el sinsentido que supone tener que parar la marcha aunque circules con Teletac para pedir el descuento. ¿Se trata de un problema técnico lo que explica que paga obtener el descuento VAO se tenga que invalidar la ventaja del Via T? Parece difícil creerlo viendo los sofisticados sistemas de peaje existentes en otros países. ¿O hay que ser mal pensado y atribuirlo a la voluntad de penalizar y dificultar el descuento con el fin de reducir su uso?
  • IMPULSO AL VAO DE VERDAD
Si  la respuesta correcta es la segunda opción, quizá no tengan la culpa exclusivamente las empresas concesionarias, sino también las administraciones por su dejadez y porque al final compensan los menores ingresos a las compañías privadas que explotan las autopistas. Es otro ejemplo de la distancia que separa las buenas palabras en defensa de la sostenibilidad y la promoción de carriles y descuentos VAO. Y más cuando en algunas vías exclusivas VAO como la C-58 de Barcelona el control se lleva a cabo mediante fotos en movimiento.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.