Portada

CCOO y UGT exigen a Nissan un convenio con garantías para Barcelona

Los sindicatos exigen garantías ante la amenaza de la producción a la baja

Furgoneta eléctrica Nissan e-NV200 que se fabrica en Barcelona

Furgoneta eléctrica Nissan e-NV200 que se fabrica en Barcelona

Toni Fuentes

05.09.2018 19:15h

2 min

La vuelta al trabajo de la plantilla de las fábricas de Nissan de Barcelona y Montcada i Reixac se ha hecho en un clima de impás por el bloqueo del convenio colectivo. CCOO y UGT han reclamado a Nissan un convenio con garantías para la plantilla amenazada por la caída de la producción. La vuelta de las vacaciones en Nissan Barcelona ha tenido lugar con los mismos problemas que quedaron sin resolver en julio pasado. La negociación del convenio colectivo quedó en suspenso ante la dificultad de las dos partes de aproximar posiciones en la subida salarial y las garantías de futuro para los empleados.

Los sindicatos exigen garantías ante la amenaza de la producción a la baja

"La situación actual de la fábrica, con producciones bajas y sin ninguna visibilidad de nuevos productos, nos obliga a enfocar la negociación desde una perspectiva diferente. Nuestras reivindicaciones deben pasar por exigir una garantía de futuro para nuestras plantas que garantice el empleo actual, traiga nuevas inversiones, nuevos vehículos, creación de nuevo empleo, etc., sin olvidar la mejora de las condiciones de los trabajadores/as en materias salariales, jornada, conciliación, etc", aseguran los sindicatos CCOO y UGT en un comunicado conjunto. Las dos centrales sindicales anuncian su voluntad de preparar una propuesta conjunta a la que esperan que se unan los otros dos sindicatos con representación en la planta (Sigen-USOC y CGT). "Estamos convencidos de que la unidad de todo el Comité de Empresa es la mejor fuerza con la que cuentan los trabajadores/as de Nissan, por esto vamos a solicitar al resto de organizaciones sindicales hacer un frente común para conseguir que se escuche la voz de todo/as los trabajadores/as de Nissan tanto dentro como fuera de nuestras plantas", indican CCOO y UGT.

Diferencias entre las propuestas de subida salarial en Nissan Barcelona

En la última reunión mantenida en julio, los sindicatos pedían una subida salarial del 1,5% con revisión salarial frente a la oferta de la empresa de un 1,1% con una parte no consolidable en tablas y sin revisión. La empresa alega que la subida salarial que plantean los sindicatos pondría en peligro la competitividad y perjudicaría las opciones de Barcelona de cara a ganar algún producto nuevo. Precisamente, la exigencia de un modelo adicional es una de las garantías que reclaman los sindicatos para superar el bajón actual, con una producción por debajo de las 90.000 unidades tras el cese de fabricación del modelo Pulsar. La dirección puso en marcha un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas para recortar la plantilla en 100 personas pero no ofrecía garantías de futuro.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.