Portada

La guerra comercial se enfría gracias al acuerdo de soja por coches entre Trump y Juncker

Trump Juncker EEUU UE

Trump Juncker EEUU UE

Redacción

26.07.2018 10:04h

2 min
La guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea se enfría de momento gracias a un acuerdo alcanzado en la reunión entre Donald Trump y Jean-Claude Juncker en Washington. El pacto se fija como objetivo eliminar los aranceles actuales y evita que EEUU imponga nuevos impuestos sobre los coches europeos a cambio de que la UE compre más soja. El pacto, que podría denominarse como el acuerdo de "coches por soja", ha sido bien recibido por la industria de automoción de EEUU y de la UE porque aleja una guerra comercial que amenazaba con alterar y distorsionar los grandes mercados mundiales. El acuerdo prevé el inicio de negociaciones encaminadas a eliminar todos los aranceles, barreras y subsidios para impulsar el comercio entre la UE y EEUU. Trump acepta paralizar los nuevos aranceles del 20 o 25% que había anunciado sobre los vehículos y Juncker ofreció un aumento de compras en Europa de soja y gas licuado estadounidense. En la negociación también se abordará cómo eliminar los aranceles ya impuestos sobre el acero y el aluminio.
  • Trump proclama exultante que es "un gran día para el comercio justo" y para los productores de soja

En la comparecencia conjunta en Casa Blanca para explicar el acuerdo, Trump se mostró exultante al proclamar que era "un gran día para el comercio justo", y para los agricultores estadounidenses que producen soja. Juncker se limitó a indicar que su intención era conseguir un acuerdo con "cero tarifas en bienes industriales" y calificó de "positiva y constructiva" la reunión con el presidente norteamericano. La asociación de fabricantes de automóviles implantados en EEUU Auto Alliance, que incluye numerosas empresas extranjeras con fábricas en el país, aseguró que el acuerdo entre Trump y Juncker "demuestra que las negociaciones bilaterales son un enfoque más eficaz para resolver las barreras comerciales, no para aumentar los aranceles", y añadió que "los fabricantes de automóviles están listos para ser un actor constructivo en este proceso".
  • El acuerdo EEUU-UE se basa en la fórmula negociada por las marcas alemanas con el embajador en Berlín

La solución adptada por la UE y EEUU se basa en la fórmula que habían negociado los presidentes de Daimler, Volkswagen y BMW con el embajador estadounidense en Berlín de frenar los nuevos aranceles a los coches europeos, a los que aplica una tarifa del 2,5%, a cambio de eliminar el impuesto del 10% que la UE cobra actualmente por la importación de turismos fabricados en EEUU.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.