Mercado

Seat debate internamente el precio de ser líder

Seat-resultados

Seat-resultados

Redacción

22.03.2013 07:07h

2 min
El revival plan de Seat tiene como objetivo inmediato recuperar el liderazgo en el mercado español. Al menos eso es lo que dijo el presidente de la compañía, James Muir, al presentar los resultados del 2012. Pero este propósito ha suscitado un debate interno en la marca ente la cúpula y el nuevo director de la filial comercial Seat España, el vasco Mikel Palomera. Su filosofía es conseguir el número uno en España pero no a cualquier precio.

Palomera siguió la presentación de Muir desde el auditorio y se removió en su asiento cuando el presidente dijo con claridad que el reto inmediato es que Seat vuelva a liderar el mercado esapañol este año tras haberlo perdido en 2012. Esa derrota en el año pasado, en que Seat quedó por detrás de Volkswagen, fue un paso atrás en el plan al que Muir se había comprometido con su contrato de cinco años que inició en 2009 al hacerse cargo de la firma de Martorell. 

Presentación de resultados. SEAT

Palomera no se esconde. Para él, la rentabilidad de los concesionarios es fundamental para que el liderazgo revalidado sea sostenible y no un hito estadístico forzado. En cambio, Muir y su vicepresidente comercial Paul Sevin hacen hincapié en desbancar a Peugeot en lo más alto del podio de las matriculaciones en España porque tienen que cumplir sus compromisos con el propietario de la marca española.

"Hemos empezado el año bien y creemos que el liderazgo está a nuestro alcance gracias al nuevo León", dijo Muir en Martorell tras reconocer que su hoja de ruta para volver a los beneficios ha sufrido un retraso en 2012 al registrar 29,6 millones de pérdidas. De momento ya ha superado a Volkswagen y sigue los talones a Peugeot. En febrero estuvo a punto de desbancar a la marca francesa pero el retraso en un pedido de flotas lo impidió. En cambio, Seat empezó marzo como líder. 

Batalla decisiva

El liderazgo en España, en un año en que el mercado puede acabar en niveles similares a los de 2012, no es sólo una cuestión de honor y una ofrenda al presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, sino una parte fundamental de las cláusulas del contrato que firmó James Muir. El pinchazo del 2012 le costó el puesto al anterior director general de Seat España, Vicente Adrián. Ahora Muir dice que Winterkorn mantiene los plazos de su contrato, que vence el año que viene, aunque ya ha avanzado que no podrá cumplir con su principal objetivo, dejar atrás cuatro años de pérdidas. Por eso, la mejora en España se puede convertir en una batalla decisiva.  

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.