Mercado

Cómo repostar gasolina o diésel sin dejarte medio sueldo

e19_tcm7-550955

e19_tcm7-550955

Redacción

15.04.2014 06:00h

4 min

Lo confieso. Acabo de pecar de ingenuo. He repostado gasóleo en la tercera gasolinera más cara de mi municipio. En mi defensa puedo decir que me vi apurado porque el coche no paraba de avisarme: "Nivel de combustible bajo". Pero a medida que iba llenando el depósito se me iba poniendo cara de mala leche, a pesar de que los precios medios en Semana Santa son más de un 3% más bajos que hace un año y los más asequibles desde 2011. Por ello me he propuesto que el próximo repostaje sea más racional. 

El precio que he pagado, 1,359 euros por litro de diésel básico, es un 3% más alto que la media para toda España de 1,314 euros. Pero respecto al precio más bajo de la provincia, 1,190 euros, es un 14% más elevado. Es decir, que en el peor de los casos he tirado casi 12 euros por llenar los 70 litros de gasóleo del depósito de mi coche. Es sólo un ejemplo, vivido y personal, de las ventajas que puede reportar una elección racional de la gasolinera. Para ello hay que seguir algunas normas básicas.



1. Evita desplazamientos innecesarios. Hoy en día hay varios sistema para rastrear la evolución de los precios de las gasolineras de un municipio o zona geográfica sin tener que ir de gasolinera en gasolinera. La información básica la proporciona el Ministerio de Industria con una base de datos completa y actualizada que permite modular los resultados en función de la ubicación, los precios o buscar directamente por nombre.


2. Busca la información sobre precios medios.  Para tener una información de contexto, vale la pena consultar la base de datos del Boletín Petrolero elaborado por la Comisión Europea. en él se dan los precios medios de los países de la Unión Europea. Se trata de una información muy utilizada por la prensa para informar sobre la evolución de los precios de los carburantes, aunque tiene el inconveniente de que se trata de medias estadísticas de miles de gasolineras de un país y que, por tanto, pueden estar muy alejadas de lo nos cobran las estaciones de servicio más cercanas a nosotros. 


3. Consulta precios a través del móvil o la tablet. En las tiendas virtuales de Android y Apple se pueden encontrar decenas de aplicaciones que, a partir de las bases de datos anteriores, facilitan la ubicación de las gasolineras más baratas y sus precios y ofrecen servicios adicionales como la navegación hasta ellas. Son aplicaciones fáciles de utilizar que tienen en cuenta la geolocalización y diseñadas para su uso dentro del vehículo. Entre la larga lista de aplicaciones de Android os puedo recomendar algunas como Gasolineras baratas, Gasolina App Precios en España y Precio Gasolina. Para iPhone y iPad también hay una amplia gama de aplicaciones entre las que podemos citar Gasolineras España, Gasolina España, Tu Gasolina o Brújula Gasolina.  

4. Vigila el día que vas a la gasolinera. El día de la semana influye y mucho puesto que los precios pueden sufrir variaciones importantes. Tradicionalmente, los lunes eran el día en que los carburantes estaban más baratos pero la petrolera líder, Repsol, reaccionó modificando el efecto lunes al abaratar los precios los viernes. Lo más prudente es comparar la evolución de los precios varias semanas para determinar cuál es el happy day en tu gasolinera de confianza.

5. Benefíciate de los descuentos. Aunque la información es importante, conviene hacer la salvedad de que los precios públicos en algunas gasolineras no son reales. En algunos casos porque sólo los clientes de supermercados o hipermercados se pueden beneficiar de las tarifas especialmente bajas o de descuentos en forma de bonos de compra. Por ejemplo, Carrefour ofrece actualmente un descuento del 10% que abona en forma de vales de compra. También sucede a la inversa. Los precios altos se reducen si pagas con tarjetas de crédito específicas de algunos bancos o de colectivos gracias a descuentos que suelen ir del 1% al 4%. 

6. Hazte socio de una plataforma low cost. La necesidad de conseguir descuentos sustanciales ha llevado a algunos emprendedores a impulsar agrupaciones de usuarios con el fin de actuar como central de compras. La plataforma Gasolina Low Cost ofrece rebajas a partir de los 10.000 miembros y facilita la compra a través de una aplicación móvil.    

7. Busca gasolineras 100% automatizadas. Aunque no hay una regla universal, las estaciones de servicio de pequeñas dimensiones y totalmente automatizadas ofrecen carburantes a precios bajos. 

8. Evita áreas de servicio de autopistas. Suelen tener un precio medio más alto que la media debido a su situación en vías rápidas y al monopolio territorial al asegurarse un radio sin competencia.

9. Ten en cuenta las estaciones independientes. El comparador de precios demuestra que, como norma general, las gasolineras independientes tienen tarifas más bajas que las cadenas que controlan la mayor parte del mercado.

10. Ventajas de los polígonos y las afueras de las ciudades. Las estaciones de servicio ubicadas dentro de las grandes ciudades suelen sobrar precios en la franja media-alta del mercado. En cambio, a medida que nos alejamos del centro acostumbran a bajar las tarifas, por lo que es recomendable tener en cuenta las gasolineras de polígonos industriales y de municipios a las afueras de las grandes urbes.    

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.