Mercado

Duelo entre Seat y Volkswagen en los concesionarios

polo-bluemotion

polo-bluemotion

Redacción

01.10.2013 22:58h

2 min
Las peleas familiares son las peores. En el sector del automóvil sucede lo mismo. En un mercado tensionado como la cuerda de un funambulista, la familia del Grupo Volkswagen está viviendo un duelo fratricida en los concesionarios entre la marca madre Volkswagen y su hija Seat. Las matriculaciones de septiembre pasado son un reflejo de ese enfrentamiento: el liderazgo de la marca alemana se debe al éxito del Golf y el Polo gracias a unas suculentas rebajas que han sentado como un puñal en las oficinas de Seat en Martorell.

Imagen promocional del Polo. VOLKSWAGEN
Las ofertas de Volkswagen han situado el precio del Polo en 8.900 euros, el mismo precio rebajado del Ibiza. El resultado es que el Polo se colocó en septiembre como el sexto más vendido mientras que el Ibiza bajó hasta el octavo puesto. Algo parecido ocurrió con el Golf, el modelo más vendido, y el León, que ni siquiera aparece entre los 10 primeros del mes. 

A principio de este mes, el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, denunciaba la "canibalización" de Seat por parte de Volkswagen al recortar el precio del Golf incluso por debajo del León. La dirección de Seat tuvo que reaccionar con rapidez y ajustar sus precios. "Ya hemos arreglado el desajuste", indicaron fuentes de la compañía. El León cinco puertas se vende ahora a partir de 13.900 euros frente a los 17.100 del Golf.


Probablemente no se puede hablar de venganza de Volkswagen, pero resulta curioso que la ofensiva comercial de la marca se produce después de que Seat haya subido como la espuma en Alemania hasta el punto de que el país se ha convertido en el primer mercado de la marca española y empieza a convertirse en una china en el zapato de casa de Volkswagen. 

Mientras el presidente de Seat, Jürgen Stackmann, reitera que el liderazgo en España es una prioridad, sus superiores alemanes contraatacan en los concesionarios. El nuevo vicepresidente comercial, Andreas Offermann, se ha estrenado en un mal mes para Seat y tiene un reto complicado: luchar contra otros grupos competidores y contra Volkswagen.    

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.