Industria

La automoción europea necesita 140.000 ingenieros

Seat-fabrica

Seat-fabrica

Redacción

16.11.2012 11:54h

2 min
La suerte para la industria automovilística europea está echada. En el futuro, la tendencia a reducir trabajadores de mono por los de cuello blanco irá en aumento, hasta el punto de que el sector europeo necesitará unos 140.000 ingenieros en los próximos años.

Los 21.000 empleos, básicamente de operarios en las cadenas de montaje, destruidos en las fábricas de coches europeas y una cantidad adicional que se puede multiplicar por cinco en los proveedores durante la crisis iniciada en el 2008 es solo el inicio de una reconversión profunda. El consejero delegado de la Asociación Europea de Proveedores de la Automoción (CLEPA), Jean-Marc Gales, dio algunas pistas hace unos días en el encuentro sectorial celebrado en la escuela de negocios IESE de Barcelona. "En el futuro, la industria del automóvil tendrá menos empleo relacionado con la manufactura y más ingenieros".



¿Cuál será la necesidad de personal cualificado? Muy considerable, del orden de 140.000 ingenieros en Europa en los próximos años para un sector que ahora da trabajo, en su totalidad, a unos 12 millones de personas. Los fabricantes, los proveedores, los representantes sindicales y la Comisión Europea ya han creado un grupo de trabajo conjunto para garantizar que el sistema educativo puede cubrir esas necesidades así como anticiparse a la reconversión laboral.

Pero los 140.000 nuevos ingenieros de Europa no son nada comparados con el millón que necesitará China y los 700.000 de la India. Precisamente, una buena parte de la capacidad de producción destruida en Europa huirá a esos países asiáticos que mantienen costes muy competitivos y en los que la demanda interna crece con rapidez. Esa mayor capacidad de producción instalada, que ya se aprecia por ejemplo en nuevas fábricas de Volkswagen  en China, requerirá mano de obra cualificada para los desarrollos de ingeniería como primer paso y, probablemente como segundo paso, también para centros de investigación.

Los proveedores de componentes europeos también llevan tiempo preparándose para la reconversión. El presidente y consejero delegado del gigante español Gestamp, Francisco Riberas, trabaja con la hipótesis de que la producción europea "tardará, con suerte, 12 años en recuperar el nivel del 2007, mientras que en los países emergentes se doblará". 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.